Más de 60 niñas y niños se quedarán sin jardín luego de que la institución anunciara que cerrará por refacciones durante todo 2022.

Publicado el: 7 enero, 2022 Publicado por: Luca Comentarios: 0

La comunidad de padres y madres del Jardín El Gallito denunció en las últimas horas que el pasado 29 de diciembre fueron notificados de que el establecimiento cerraría por un año para realizar refacciones.

El lugar depende del Ministerio de Seguridad bonaerense y es de servicio exclusivo para hijos de personal policial.

A raíz del disgusto por esta situación, los padres y madres lanzaron la convocatoria “No al cierre del Jardín maternal El Gallito”.

“Estamos desesperados, íbamos a hacer una marcha con los docentes y los nenes, pero desistimos por temor a que tomen medidas”, contó un papá.

En total, unos 67 chicos de entre 45 días y 2 años quedaron boyando sin jardín debido al repentino cierre (47 asistían a la mañana y 20 a la tarde).

Aunque a las familias les descuentan una cuota de 8.000 pesos, la mayoría coincidió en que se trata de un monto sustancialmente menor al que se cobra en otras instituciones.

Los padres aseguraron que el 29 de diciembre el área de Superintendencia difundió una notificación en la que informaba que cerraría un año por refacciones.

Respecto del personal, se informó que serían ubicados en otras secciones. Hasta la semana pasada, se desempeñaban en el lugar unas 29 personas contratadas y diez pertenecientes a la Policía Bonaerense.

“Estábamos muy conformes con el jardín, ahora tuvimos que salir a buscar otro y organizarnos porque los nenes tendrán que hacer adaptación. Lo único bueno es que nos informaron que nos van a guardar el cupo para que los que egresen este año puedan entrar al jardín de infantes de Policía”, precisaron las familias al diario El Día.

“Está muy mal que nos hayan informado sobre la fecha de cierre de año, cada mes nos descontaban del sueldo 8.000 pesos y ahora tendremos que disponer del doble y los salarios están bastante deprimidos”, agregaron.

“Para esta fecha el jardín siempre cerró, pero esperábamos que abriera el lunes 31 de enero. La verdad es que estamos muy mal, fundamentalmente los que somos padres primerizos porque ahora tendremos que confiar y dejar a nuestros hijos en una entidad que desconocemos”, manifestó una madre.

Ante esto, un grupo de padres y madres aseguraron que están viendo los pasos a seguir y que planean “accionar legalmente para evitar el cierre”.

“Los padres que son policías y están fueran del jardín trabajan en otras oficinas, esos sí quieren accionar de manera legal con quien tenga que ser. No sé si lo tendrán que hacer con la Superintendencia o la Directora Ejecutiva”, indicaron.

Sin dudas, la noticia causó un gran malestar en toda la comunidad educativa. “Uno contaba que iban a estar en febrero reencontrándose, son nenes de 2 años y conocían a las señoritas. Fue un baldazo de agua fría”, cerraron.

Dejá tu comentario