Se trata de Lucio Ricardo Pazos quien trabajó en Radio Provincia, condujo actos, y trabaja en la radio de la municipalidad. Liberaron 12 mujeres. Además del locutor, hay otros tres detenidos.

Publicado el: 22 junio, 2021 Publicado por: Riso Comentarios: 0

En las últimas horas, se conoció el procedimiento de desarticulación de una banda que tenía secuestradas, para la explotación sexual de mujeres, a 12 mujeres. Según pudo saber este medio, la Policía tenía el dato de un negocio que funcionaba como “casa de citas” en distintos domicilios de la ciudad de La Plata y alrededores. Y que incluso la banda de trata de personas cobraba con Mercado Pago.

De este modo, investigadores de la Bonaerense pidieron autorización a la Justicia y empezaron una pormenorizada pesquisa que llevó meses. Un vez identificado los responsables, pidieron una orden de allanamiento al Departamento Judicial de la capital provincial, en una causa que quedó a cargo de la fiscal Virginia Bravo.

De este modo, policías de la comisaría cuarta efectuaron un procedimiento en un domicilio ubicado en calle 43, entre 16 y 17, donde identificaron a ocho mujeres, a un cliente ocasional de 19 años y detuvieron a la administradora del lugar, una mujer de 42 años.

Según el procedimiento, los uniformados se dirigieron a una vivienda de calle 12, esquina 37, donde se arrestaron al conocido locutor Lucio Ricardo Pazos, quien trabajó en Radio Provincia, condujo actos y fiestas privadas y, hasta su captura, estuvo al aire en la radio de FM Vértice, perteneciente a la Municipalidad de La Plata.

En otro domicilio, situado en 143 entre 32 y 34, los efectivos identificaron a otras cuatro trabajadoras sexuales y detuvieron a una mujer de 49 años, alias “La Susy”, que llevaba adelante el negocio y “hasta daba facilidades de pago”.

Por último, en calle 32, entre 136 y 137, los policías arrestaron a un hombre de 70 años y decomisaron computadoras, filmadoras, pendrives, tarjetas de servicios sexuales, una escopeta de aire comprimido y contratos de alquiler de los domicilios allanados.

De este modo, desarticularon a la banda y liberaron a las 12 mujeres que eran sometidas a explotación sexual. Investigadores de la Policía Bonaerense, junto a personal de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Nº 7, realizaron una pequisa que duró meses. La carátula es “Explotación económica del ejercicio de la prostitución de mayores de edad, agravado por la situación de vulnerabilidad de las víctimas”

Dejá tu comentario